Ventajas con las que nos podemos encontrar con una pizarra blanca

Que levante la mano quien en sus días de colegio no ha pintado en la pizarra de su clase y le encantaba, y después les pedía a los Reyes Magos que le trajera una para casa. Seguro que lo que más entusiasmaba a los niños eran las posibles tizas de colores que se podían encontrar y las diferentes formas entre cuadradas y redondas, a mí sin duda me encantaban las cuadradas no se rompían tan fácilmente como las otras. Sin duda han sido siempre un regalo estrella tanto para cumpleaños como para Navidad, pero de la noche al día los niños comenzaron con alergias al polvo y desde luego esa pizarra no se convertía en la mejor aliada, ya que las tizas sueltan mucho polvo sobre todo después de pintar y tener que borrar. Pero por suerte para todos los niños que querían seguir teniendo su pizarra tenían otra alternativa con la que podrían divertirse de igual forma eran las llamadas pizarra vileda unas pizarras muy agradecidas que tienen un montón de ventajas que yo os voy a contar a continuación.

Nos encontramos con que es una pizarra económica, en su día eran más bien caras y dejaron de comercializarse, pero hoy en día podemos encontrarlas en algunas papelerías online a unos precios muy asequibles. Hoy en día son muchos los profesores particulares que suelen utilizarlas tanto si disponen de un aula particular o si visitan al niño a su casa, son ideales para que el niño mantenga la atención, supongo que será por su forma y lo legible que se puede llegar a escribir con el rotulador. Lo bueno que también tienen este tipo de pizarras es que podemos encontrar diferentes modelos y tamaños en el mercado, con marco de madera, marco de aluminio, magnéticas en las que se pueden utilizar incluso imanes, interactivas, de acero vitrificado, un sinfín de pizarras con las que sin duda cualquier estudio o exposición será mucho más fácil.

Como vemos las ventajas sin duda son múltiples y desde luego se convierten en la mejor elección para nuestros hijos, sobre todo si no queremos que nos hagan grafitis en las paredes, indiscutiblemente será la mejor amiga de nuestros pequeños con la que conseguiremos que se entretengan un buen rato y amplíen de manera generalizada su capacidad de concentración además de su imaginación, como vemos nos encontramos con más cosas buenas que malas en estas pizarras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *