Cuando se cambia la correa de distribucion

Es importante que la correa de distribución esté en buen estado porque así evitarás cualquier tipo de inconveniente en tu vehículo. Para que puedas buscar piezas audi lo mejor será visitar el desguace de Despieces De, puesto que allí encontrarás todo lo que necesitas para reparar tu coche a un bajo coste.

Pero, puede que no sepas cuándo es el mejor momento para cambiar la correa de distribución de tu vehículo. Por esto, hoy te traigo unos consejos para que sepas si la correa está en buen estado o si debes hacer un cambio de inmediato de la misma.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Es fundamental que cambies la correa de distribución siempre que sea necesario, y para ello debes fijarte en lo siguiente:

Fugas en el motor

Las fugas del motor se presentan cuando las mangueras que transportan aceite o líquido refrigerante se desgastan. Esto debido a las altas temperaturas que por lo general tienen estos líquidos y por consiguiente debes asegurarte de repararlas cuanto antes.

Una vez reparadas las fugas tendrás que hacer una revisión de la correa de distribución para verificar su estado. Si se ha visto afectada por las fugas, lo más recomendable es que hagas el cambio de inmediato de la misma.

Pérdidas de tensión

Si llevas el coche a un taller mecánico que no esté especializado, o si te aventuras a hacer reparaciones por tu cuenta este puede ser un problema común. Por este motivo, siempre es aconsejable que lleves el coche únicamente a talleres mecánicos especializados.

Pero, si se llega a presentar la situación en la cual se pierda la tensión de la correa de distribución, debes tener en cuenta que esta no podrá recuperarse. Por lo tanto, será fundamental que hagas el cambio de tus neumáticos de una forma inmediata y así conseguirás el máximo rendimiento.

Tiempo de uso

El kilometraje juega un papel fundamental a la hora de mantener en uso tu vehículo, en especial porque permitirá que puedas saber cuándo cambiarla la correa. En todo caso, los fabricantes recomiendan cambiar esta pieza por lo menos una vez cada 100.000 kilómetros.

Conducir con una correa de distribución desgastada podría causar que esta se rompa en funcionamiento mientras conduces. Esto llevará a que se produzcan averías en el motor, e incluso daños irreparables, lo que hará que incluso tengas que cambiar el motor de tu vehículo, simplemente por no cambiar a tiempo la correa de distribución.